Lunes, 05 de marzo de 2012


Partido falto de ambición por parte de dos viejos amigos que parece que pactaron el empate antes de comenzar el partido

Recreativo de Huelva y Barcelona "B" se repartieron los puntos en un partido insulso donde los filiales inquietaron poco a Manu Fernández y el decano se preocupó más de que no jugara el rival que de elaborar jugadas para poder conseguir los tres puntos.

Ficha del encuentro

Recreativo

Recreativo

CF Barcelona B

Barcelona "B"

  1.- Manu Goles   1.- Olazabal
  2.- Córcoles 0 0   2.- Montoya
  9.- Pablo Sánchez     3.- Bartra
16.- Berrocal     8.- Dos Santos
17.- Aritz Borda   9.- Rodri
19.- Fernando Vega RFEF 10.- Sergi Roberto
21.- Aitor Árbitro Principal.- Fernando López Acera 14.- Sergi Gómez
22.- Matamala Árbitro Asistente 1.- Juan M. Sánchez Fernández 21.- Planas
23.- Javi Álamo Árbitro Asistente 2.- Alberto Romera Durán 24.- Espinosa
26.- Ramón Arcas Cuarto Árbitro.- Raúl Chavet García 27.- Deulofeu
35.- Bonaque Delegado.- Bibiano Jiménez Hidalgo 30.- Rafinha
SUSTITUCIONES TARJETAS SUSTITUCIONES
jugador saliente 56' Berrocal Tarjeta Amarilla 66' Javi Álamo Sergi Gómez 35' Tarjeta Amarilla jugador saliente 61' Rodri
jugador entrante Sergi Enrich Tarjeta Amarilla 83' Matamala Dos Santos 44' Tarjeta Amarilla jugador entrante Kiko
jugador saliente 77' Pablo Sánchez Tarjeta Amarilla 85' Sergi Enrich Montoya 81' Tarjeta Amarilla jugador saliente 77' Espinosa
jugador entrante Jesús Rubio   Rafinha 89' Tarjeta Amarilla jugador entrante Lobato
jugador saliente 82' Ramón Arcas   jugador saliente 84' Gerard
jugador entrante Ale Zambrano jugador entrante Dongou

Reparto de puntos en el Nuevo Colombino entre el Recreativo de Huelva y el Barça B en un partido insulso, sin apenas historia. El filial blaugrana puso la filosofía, el decano puso la velocidad y ninguno puso las ocasiones. El resultado inevitable fue un empate sin goles que describe con concisión lo que fue el choque, un amistoso en plena competición.

Navegar por aguas tranquilas en la categoría de plata y surtir al primer equipo de soluciones cuando éste lo necesita, parece el papel ideal de un filial. El Barcelona B representa ese papel con maestría. El modelo culé funciona con la precisión de un engranaje suizo. Los pequeños emulan a sus mayores y afrontan los encuentros con la despreocupación propia de quien sabe que pase lo que pase el sol saldrá al día siguiente y con la ilusión de ocupar un lugar en la primera plantilla, conscientes de que se les guarda un sitio. El único inconveniente es que en ocasiones da la sensación de que no están compitiendo. Los cachorros blaugranas juegan para crecer persiguiendo un sueño y se olvidan de que hay tres puntos en juego.

La realidad del Recreativo de Huelva es bien distinta. Situados en la zona templada de la tabla, al igual que el filial catalán, sus jugadores juegan para sobrevivir huyendo de la pesadilla del descenso. Los hombres del decano encaran los partidos con gesto circunspecto y el peso de la responsabilidad sobre sus hombros. El sol puede no salir al día siguiente para ellos. De esta manera, comienzan los partidos más pendientes de no errar que de acertar.

El choque entre onubenses y catalanes discurrió, pues, por la senda que separa la ilusión del deber y acabo por conducirlo hasta la apatía. No hubo sorpresas en el planteamiento inicial de ambos conjuntos. El Recre, que no enlaza tres victorias consecutivas desde 2006, le cedió la iniciativa al filial culé desde el pitido inicial y el conjunto catalán, acostumbrado a llevar el peso del juego, no rechazó el presente. Sin embargo, los blaugranas obviaron la máxima de este juego: anotar un gol más que el contrario.

Los 90 minutos transcurrieron como una canción que se repite una y otra vez. El Barça tenía la pelota, pero no hacía ningún daño, y el Recre buscaba la contra sin casi peligro. Sólo un error de Sergi Gómez, que posibilitó un mano a mano de Berrocal con Oier mediada la primera parte, pudo variar el destino de un partido cuyo final estaba escrito desde la primera página. El guardameta desbarató la ocasión con seguridad, ayudado por un inoportuno resbalón del delantero albiazul. Inmediatamente después, respondió Rafinha con un tiro excesivamente cruzado. No hubo más.

El resto de las acometidas de uno y otro contendiente no fueron más que tímidas llegadas que en ningún caso se acercaron a poder desequilibrar el marcador. Sólo Álamo, por los de Huelva, y Deulofeu, por los de la Masía, mostraron la ambición suficiente para incomodar al rival. El resto parecían conformarse con un punto que apuntalara la posición de ambos conjuntos en la zona tranquila de la tabla. Y eso fue lo que consiguieron.


Publicado por Dekano @ 0:52  | Recreativo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios